La impresión offset toma su nombre del término inglés “offset”, que significa “indirecto”. Así se explica el proceso de este tipo de impresión, que se hace sobre el sustrato de forma indirecta. La maquinaria de las imprentas offset aplican tinta, por lo general oleosa, sobre una plancha metálica, generalmente una aleación de aluminio. Este proceso se basa en el principio general de que el agua y el aceite no se pueden mezclar.

¿Qué significa que la impresión es indirecta?

La impresión offset se basa en una serie de rodillos y cilindros que aplican al papel, o a otro sustrato, la imagen. Sin embargo, la plancha que tiene la imagen no tiene contacto directo con el papel, sino que la transferencia se hace de forma indirecta. En primer lugar, unos rodillos mojadores bañan el cilindro de ilustración en las zonas que no van a llevar imagen con una solución acuosa que repele la tinta (zona hidrófila). A continuación, unos rodillos entintadores aplicarán la tinta, de base oleosa, en las zonas del cilindro de ilustración donde irá la imagen. Esta habrá sido previamente grabada sobre el mismo. Posteriormente, la tinta pasa de éste al cilindro offset, que será el que imprima sobre el papel. Por eso se dice que es un método indirecto.

El cilindro offset está cubierto de un material flexible, por lo general de caucho o silicona, que será el que transfiera, por presión, la imagen al papel. La capacidad de adaptación de este material flexible es el que hace que la impresión offset obtenga resultados de tan alta calidad, ya que puede realizar impresiones incluso sobre superficies irregulares, a diferencia de la rigidez de los rodillos metálicos.

Modelo de color CMYK

Este método de las imprentas offset utiliza planchas monocromáticas basadas en el modelo de color CMYK. Esto significa que deberá crearse una plancha distinta por cada color a imprimir: cian, magenta, amarillo y negro (también recibe el nombre de cuatricromía). Mediante la combinación de estos 4 colores, teniendo en cuenta también el blanco del papel, puede reproducirse prácticamente cualquier color a través del modelo sustractivo del color. Para obtener colores metálicos o fosforescentes, que se encuentran fuera del modelo CMYK, se pueden aplicar directamente planchas adicionales con tintas de estos colores.

Para la aplicación de cada color, las imprentas offset preparan un conjunto de rodillos y cilindros con el siguiente mecanismo. La superficie a imprimir pasa por todos ellos, donde se va plasmando color tras color, hasta llegar a la imagen final.

Impresora offset
Esquema de impresión offset

Ventajas de la impresión offset

Estas son algunas de las ventajas de la impresión offset:

  • Alta calidad de la imagen, que resulta más clara y definida que con otros sistemas
  • Admite una gran cantidad de superficies además del papel, gracias a la flexibilidad del material que recubre el cilindro de ilustración.
  • La preparación de las planchas se hace rápida y fácilmente.
  • Las láminas de las impresoras offset son más duraderas que las de la litografía directa, al no haber contacto directo con la superficie a imprimir.
  • Se suele utilizar este tipo de impresión para tiradas largas, ya que se obtienen resultados muy precisos y de gran calidad a un coste bajo.

En Palgraphic disponemos de la tecnología de impresión offset más avanzada para conseguir resultados de primer nivel en el menor tiempo de producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *